Libélulas

 

Cada ojo son tres libélulas

que se acercan a beber

de un pozo sin agua

la sed se escapa a las manos

buscando mi piel

como un bocado

de hierba y huesos.

 

Hay algo de mi dolor

junto a la clavícula

emanando vida y la suavidad

de lo que no puede expresarse

la garganta busca la sonrisa

y amar la carne.

 

Cuando señalé la rama

el pájaro y la abeja

ya habían desaparecido

mientras los gatos corrían

y tú viste la cola

como un puzzle

casi completo.

 

No soporto

unos pocos segundos

y miro al suelo,

cómo voy a aguantar

algo que no llega nunca.

 

Envidio el llanto

que dura poco.

 

Cuadro de Alfred Manessier, Le scardon à thuison, 1984
Poema de Enrique F.Fuentes

Frágiles

 

Si aprendiera a no castigarme

sería otro con menos dudas

y la misma sed.

Al menos comprendo algo.

Espero que así el amor

sea más grande,

pienso mientras sonrío

frente a la pantalla.

Mi fragilidad es solitaria.

La fuerza,

solo para los demás.

Mis celos son carne

que me alimenta.

Porque si solo fuera ideas

cambiaría poco.

Un puente de saliva

me ata al mundo.

Es tan fino como un cabello,

y aún así,

lo cruzo bailando.

Fotografía: Isadora Duncan en La Habana, de Arnold Genthe.
Poema escrito por Enrique F. Fuentes.

Holograma

 

 

Vivo en una ciudad alejada de sí misma

-parece un holograma-

Compro y vendo sustantivos vacíos

en conversaciones teológicas

todo es absurdo menos el café

mis pertenencias son relicarios hechos

con el caparazón de una tortuga

y nunca viví mejor.

Canto tímidamente

para no molestar

a los vecinos

escribo con fe ciega

la única que he conocido

soñando a un público que no aplaude

pero escucha.

Soy eso de lo que me quejo

porque es lo que me da sentido

una lucha de lógicas y

percepciones calladas

contradicciones imposibles

santos anónimos

inmersión seca

como fósforo en el agua.

Fotografía de Man Ray, 1924.
Poema de Enrique F. Fuentes.

Como alguien que anda mucho

Un vendedor ciego

canta todas las mañanas

nos recuerda algo

agridulce que no

desaparece.
La guerra queda lejos

aquí la pena es húmeda

y pegajosa

suave y profunda

como una corbata apretada

o una camisa demasiado estrecha

como alguien que anda mucho

porque no entiende algo.

Cuadro de Barnett Newman
Poema de Enrique Fernández Fuentes.

Cambios

En un mundo esquizofrénico,

lo lógico es ser un grito.

No me preguntes cuál es

la alternativa.

Soy una burbuja

caliente que

estalla.

Ojalá una alternativa.

Lo único que sé es que cualquier

cambio pasa por la destrucción

de lo anterior.

Seguiré pensando.

Entre tanto,

solo puedo ser guerra.

Poema de Enrique Fernández Fuentes.
Cuadro de Hilma af Klint.

Erica de Mina

No puedes contener las palabras en la boca

líquido vacío herida de uralita y rio de sangre

dolor de tiempo

mi cadáver erosionado

como el de un perro en

la cuneta y los dientes esparcidos

formando minerales

Saturno escuálido

roca vertebrada

erica de mina
agua espejismo de utopía

floreces los pinos.

Ese yo ajeno que no se funde

como polvo que ya no es roca

sino agua.