Holograma

 

 

Vivo en una ciudad alejada de sí misma

-parece un holograma-

Compro y vendo sustantivos vacíos

en conversaciones teológicas

todo es absurdo menos el café

mis pertenencias son relicarios hechos

con el caparazón de una tortuga

y nunca viví mejor.

Canto tímidamente

para no molestar

a los vecinos

escribo con fe ciega

la única que he conocido

soñando a un público que no aplaude

pero escucha.

Soy eso de lo que me quejo

porque es lo que me da sentido

una lucha de lógicas y

percepciones calladas

contradicciones imposibles

santos anónimos

inmersión seca

como fósforo en el agua.

Fotografía de Man Ray, 1924.
Poema de Enrique F. Fuentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s